La historia de la depilación femenina (resumen) - Lola Aranda
2922
post-template-default,single,single-post,postid-2922,single-format-image,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

La historia de la depilación femenina (resumen)

historia de la depilacionUno de los servicios de belleza más demandados hoy en día por las mujeres es la depilación. En Lola Aranda lo sabemos bien, por la cantidad de chicas que recurren a nuestro servicio de depilación láser. Sin embargo, la depilación láser es relativamente nueva. ¿Cómo se las apañaban nuestras abuelas para quitar esos pelos? ¿Siempre ha estado de moda depilarse? Echemos la vista atrás, te proponemos un breve recorrido por la historia de la depilación femenina. ¡No te lo pierdas!

Historia de la depilación femenina

Los egipcios parecen haber sido precursores de muchos de los rituales de belleza que usamos en la actualidad. No en vano, la célebre Cleopatra era conocida por ser una autentica reina de la belleza. Es desde las egipcias a partir de las cuales tenemos constancia sobre los primeros métodos de depilación. Ellas eliminaban la totalidad de su vello corporal, incluido el de la cabeza usando pinzas (hechas de conchas, piedras pómez), cera de abejas o ceras a base de azúcar. ¡Imagina lo que debían tardar!

Durante el imperio romano la ausencia de vello corporal era reconocida como un símbolo de estatus social. El exceso de vello se eliminaba por todos los medios posibles como navajas de sílex, pinzas, cremas y hasta piedras. El vello púbico no tenía muy buena fama, por eso verás que muchas de las representaciones de la mujer en aquella época lo omiten.

En la edad Media, la reina Elizabeth I puso de moda acabar con el vello, pero no con el del cuerpo, si no con el de las cejas y el pelo de la frente. Esto se hacía para conseguir que la frente pareciera más amplia.

El siglo XVII trajo todo tipo de avances en la civilización, incluyendo la primera navaja de afeitar (1760). Aunque originariamente era para hombres, algunas mujeres no tardaron en encontrarle utilidad. En 1880 a la navaja le siguió la primera cuchilla de afeitar (su inventor se apellidaba Gillete, seguro que te suena). Tres décadas más tarde, en 1915, salió la primera cuchilla destinada exclusivamente a mujeres. Se llamó Milady Decolleteée. Por aquella época empezaron también a triunfar los anuncios de cremas depilatorias.

La primera máquina de afeitar eléctrica para las mujeres nace en 1940, de manos de la marca Remington. La depilación de piernas se empezó a poner de moda porque las faldas cada vez eran más cortas y en aquellos tiempos de guerra el nylon para las medias escaseaba.

La cera depilatoria apareció en la década de 1960 y rápidamente se convirtió en el método de elección para eliminar el vello no deseado en piernas y axilas. Sin embargo, no tardarían en aparecer métodos más rápidos, cómodos y, sobre todo, duraderos, como la ya citada depilación láser.

Interesante esta historia de la depilación femenina, ¿verdad? Pues compártela usando los botones sociales que hay debajo.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Mejoramos la experiencia de navegación y gestión del trafico utilizando cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información en Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies