La belleza en Roma: 5 cosas que no sabías

la belleza en roma

Los romanos eran grandes admiradores de la belleza. De hecho, la belleza en Roma estaba muy buen considerada y las mujeres romanas se preocupaban en ponerse lo más guapas que podían. Contaban también con la ventaja de tener acceso a productos de belleza e ideas de belleza de todo el mundo. Te contamos 5 cosas que no sabías sobre el ideal de belleza en los tiempos del Imperio Romano.

La belleza en Roma

Cuanto más pálido, mejor

Una señora romana usaría tiza en su piel, para blanquear, y dibujar líneas de color azul con polvo mineral en sus brazos, para aparentar las venas de debajo de la piel. De este modo querían aparentar que eran de clase acomodada y no tenían que trabajar todo el día bajo el sol.

Las mujeres querían ser cejijuntas

Aunque nos parezca raro, a las mujeres romanas les gustaban las cejas que se juntaban en el centro y cuanto más gruesas, mejor. Si no tenían suficientes cejas, lo solucionarían con un lápiz de carbón para asegurarse de estar a la altura.

Las damas romanas se sonrojan

También le gustaba tener las mejillas sonrosadas, en contraste con su pálida piel. Para ello utilizaban una variedad de ingredientes naturales. Para quienes podían permitírselo, habóa ocre rojo, importado de Bélgica y, para el resto pétalos de rosas rojas y tiza roja; incluso el vino tinto de la noche anterior, o el plomo rojo (que era venenoso).

No les gustaba el vello corporal

Tal vez los romanos fueron los primeros metrosexuales con su obsesión por un cuerpo sin pelo. La piel lisa, sin pelo era también una necesidad para la belleza romana, y sus métodos para eliminar el vello no eran demasiado diferentes de los nuestros. Se depilaban con pasta de resina y utilizaban piedra pómez para suavizar el vello corporal.

Se bañaban en leche de burra

Habrás escuchado que Cleopatra se bañaba en leche de burra. No solo es cierto, sino que  también era muy popular entre las damas de la antigua Roma. Ellas creían que la leche de burra hace la piel más delicada y suave, combatiendo las arrugas. Y algo de razón tenían porque esa leche tiene retinol, uno de los ingredientes de la mayoría de las cremas anti edad.

¿Qué opinas del concepto de belleza en Roma? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado el artículo compártelo en las redes sociales.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Mejoramos la experiencia de navegación y gestión del trafico utilizando cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información en Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies