Cómo maquillarse para diario paso a paso en 3 partes (2ª parte)

como maquillarse para diario paso a paso

Seguimos con nuestro tutorial en tres partes sobre cómo maquillarse para diario paso a paso en 3 partes. Hoy vamos con la segunda parte, dónde te explicamos cómo aplicarte la base y el polvo. Si te perdiste la entrega anterior, échale un vistazo en

Cómo maquillarse para diario paso a paso: preparando la cara

Cómo maquillarse para diario paso a paso: aplicación de base y polvo

1 Aplica una base

Aplica una base que coincida con tu tono de piel y que se adapte a su coloración. La base liquida es una buena opción para muchos tipos de piel; aunque también puedes optar por usar humectante con color o una crema BB (bálsamo para imperfecciones).

Si tu piel es aceitosa, quizás debas considerar la aplicación de base compacta o en polvo. De todas formas, antes de comprar cualquier maquillaje, pruébalo en la piel de la mano para asegurarte de que te queda bien.

Aplicar la base uniformemente sobre la cara con un cepillo de base o con el dedo, asegurándote de que no se distribuya de forma uniforme y no se aglutine. Evita colocar capas adicionales de bases sobre las manchas; no es buena forma de esconder imperfecciones, sino que se consigue el efecto contrario y resaltan más. Licua la base alrededor de los bordes de la cara y donde se encuentra con la parte inferior de la barbilla.

2 Aplica corrector

Elige un corrector que coincida con tu tono de piel o, si tienes ojeras debajo de los ojos, prueba con un tono más claro. Aplica una ligera cantidad de corrector utilizando un pincel corrector o simplemente frotando con dedo debajo de los ojos el dedo y expandiéndolo. Eso hará que tus ojos parezcan brillantes en lugar de somnolientos.

Si tienes alguna mancha, usa un poco de corrector extra para taparlas. Si no quieres alargar tu rutina de maquillaje, puedes saltarte el paso del corrector.

3 Aplica el polvo

Una vez más, elige un polvo que coincida con el tono de tu piel. Lo mejor para aplicarlo es usar un cepillo de polvo (uno grande, suave y esponjoso capaz de aplicar el polvo de forma uniforme). Aplica el polvo con movimientos circulares para conseguir un aspecto natural que se mantenga durante todo el día.

Elige un polvo que coincida con su tono de piel. Use un cepillo de polvo (una grande, cepillo suave y esponjosa que se aplicará el polvo uniformemente) para aplicar el polvo a su cara en un movimiento circular. Esto dará a su rostro un acabado de aspecto natural y ayudar a establecer la base de maquillaje para que se mantenga en su lugar durante todo el día.

Si tienes tiempo, aplica bronceador o iluminador para el contorno de tu rostro, resaltando las zonas que más te favorezcan.

4 Aplica rubor

Escoge un rubor en tonos rosas que peguen con tu coloración facial. Aplícalo en tus mejillas con un movimiento circular.

¡Perfecto! Ya solo queda aplicar el maquillaje de ojos y de labios, pero te lo contaremos en nuestra última entrega de cómo maquillarse para diario paso a paso en tres partes.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Mejoramos la experiencia de navegación y gestión del trafico utilizando cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información en Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies