Cómo cuidar el pelo teñido para que conserve el color
3113
post-template-default,single,single-post,postid-3113,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
como cuidar el pelo teñido

Cómo cuidar el pelo teñido para que conserve el color

Hoy día se puede cambiar de color de pelo como quien cambia de jersey. Sin ir más lejos, en nuestra tienda online de productos de peluquería baratos vendemos tintes de todos los colores. El problema viene a la hora de mantener el color deseado. Es normal que con el paso del tiempo el tinte vaya perdiendo fuerza y sea necesaria una nueva “capa de pintura“. Cuánto aguante tu tinte depende de lo bien que lo cuides. Por eso queremos darte algunos consejos sobre cómo cuidar el pelo teñido.

Cómo cuidar el pelo teñido

Tres son los enemigos principales del pelo teñido: agua, calor y sol.

Agua: con cada lavado se va parte del tinte. No estamos diciendo que no te laves el pelo (obviamente) si no que lo hagas con la frecuencia adecuada. Por norma general, tres veces por semana está bien.

Calor: nos referimos al calor producido por planchas y secadores. Para secarse el pelo es mejor hacerlo al aire, si acaso puedes ayudar presionando suavemente el pelo con una toalla limpia.

Sol: seguro que sabes que el sol destiñe la ropa (por eso no es bueno dejar la ropa de color tendida a pleno sol). Con tu pelo pasa algo parecido. Independientemente de que sea verano o invierno, si vas a pasar un largo día bajo el sol, es necesario proteger el cabello de la luz UV.

Cuando salgas a la calle, usa alguna protección para el cabello, por ejemplo, un bonito sombrero.  Si un sombrero no es tu estilo, considera la aplicación de protector solar para el cabello para ayudar a protegerlo de la decoloración.

Mantener tu cabello seco durante el mayor tiempo posible es un método seguro para guardar el color y prevenir un desvanecimiento rápido. Los champuses secos mantienen el cabello relativamente fresco durante esos días en los que renunciar a tu rutina habitual de cuidado. Este tipo de champús trabaja absorbiendo el exceso de aceite o grasas del pelo.

Ahora vamos a contarte un secreto: no hay casi ninguna diferencia entre los champuses y acondicionadores normales y los etiquetados como “preservación del color”, “seguro para cabello teñido” o algo similar. En realidad, si un champú está bien formulado debería ser lo suficientemente seguro para el cabello teñido. Eso sí, cuando vayas a comprar champú, busca siempre uno dirigido a tu tipo de cabello: seco, dañado, muy rizado, y así sucesivamente.

Enseña a otros cómo cuidar el pelo teñido, comparte esta entrada en tus redes sociales.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Mejoramos la experiencia de navegación y gestión del trafico utilizando cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información en Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies