Caída de cabello en verano: prevenir problemas capilares -
10390
post-template-default,single,single-post,postid-10390,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
caída cabello verano

Caída de cabello en verano: prevenir problemas capilares

Durante el verano, el cabello, al igual que otras partes del cuerpo, está expuesto a ciertos agentes externos que hacen que se dañe con mayor facilidad y que se vea, seco, sin brillo con el color más apagado. Sin embargo, uno de los problemas que causa mayor preocupación es la caída de cabello en verano, que tiende a verse incrementada con respecto a otras épocas del año.

Entonces, ¿qué hay que hacer para evitar la caída de cabello en verano y prevenir problemas capilares? Sigue leyendo para encontrar la solución a estos problemas.

Caída de cabello en verano


De forma natural, el cabello se cae más entre los meses de junio y noviembre con motivo de la renovación capilar, cosa que no debe ser especialmente preocupante si no se nota una disminución real del volumen y si no aparecen zonas de la cabeza despoblada. En cualquier caso, es recomendable utilizar algunos tratamientos específicos para nutrir el cabello, o mantener los tratamientos anticaída si es que se están realizando de forma habitual.

La caída de cabello no siempre implica alopecia


Eliminar pelo es algo que ocurre durante todo el año para dar paso a pelo nuevo más fuerte. Dependiendo de muchos factores estacionales y hormonales, es posible notar una mayor o menor caída, teniendo en cuenta además que cada cuatro o cinco años se produce un gran cambio capilar que hace que el pelo caiga de forma más notoria.

Aunque es recomendable consultar a un especialista ante cualquier situación extrema, es importante ser consciente de que la caída de pelo es parte del ciclo natural del cabello, y que en la mayor parte de los casos no implica alopecia ni ninguna enfermedad similar.

Prevenir problemas capilares


Igual que la piel se ve afectada por el efecto del sol durante el verano, el pelo sufre con una exposición prolongada a los rayos UV. Además, el calor, la sudoración excesiva, y otros elementos atmosféricos, influyen en la aparición de cierto tipo de problemas que se dan en esta época.

Problemas habituales durante el verano


Durante el verano, el pelo se ve deteriorado por la acción del sol y por otros elementos habituales, como la sal del agua de mar y la arena de la playa, el cloro de la piscina, la sudoración, etc. Estos agentes hacen que el pelo se vea más seco y que pierda brillo o incluso coloración natural, además de volverlo más frágil y quebradizo. Para evitar que el pelo se estropee demasiado, existen algunos consejos que se pueden aplicar de forma diaria, que harán que el cabello se vea mejor y se encuentre protegido a largo plazo.

Consejos para el cuidado del cabello


  • Cubrir el cabello cuando vaya a estar muchas horas al sol, con gorras o pañuelos, que resultan una forma segura y sencilla de proteger el pelo de los perjudiciales rayos UV.
  • Utilizar protector solar y productos específicos como serum o mascarillas. Estos productos hidratan el cabello y evitan que pierda agua. Además, los protectores capilares tienen el mismo efecto que las cremas en la piel, evitando el efecto de los rayos especialmente en días de playa o similares.
  • Lavar el pelo con mayor frecuencia. Bañarte en el mar o en la piscina es uno de los placeres veraniegos. Sin embargo, el cloro, la sal y la arena, tienden a quedarse en el cabello con consecuencias nefastas. Para evitar la acción de estos agentes, es importante lavar el pelo con agua y champú después del día de playa o piscina, eliminando en el proceso cualquier residuo perjudicial.
  • Seguir una dieta rica en agua para hidratarlo. Importante para que todo el organismo evite la pérdida de agua generada por el sudor. También el pelo pierde más agua en este caso, de modo que resulta imprescindible tomar mucha agua para mantenerlo hidratado.
  • Evitar en la medida de lo posible el uso de planchas o secadores. Estos elementos dañan el cabello en cualquier época del año, pero en verano su acción es más visible debido al resto de agentes que afectan a la salud capilar.

Con estos datos sobre la caída de cabello en verano y cómo prevenir problemas capilares, podrás asegurarte de que tu pelo lucirá como nunca y estará completamente protegido durante la época estival. El verano también es una gran época para cambiar de look y dar un aire nuevo a tu estilo, así que echa un vistazo a nuestra sección de cortes y prueba a renovar tu imagen estas vacaciones.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Mejoramos la experiencia de navegación y gestión del trafico utilizando cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información en Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies